Si puedes mantener la cabeza sobre los hombros
cuando otros la pierden y te cargan su culpa,
Si confías en ti mismo aún cuando todos de ti dudan,
pero aún así tomas en cuenta sus dudas;
Si puedes esperar sin que te canse la espera,
o soportar calumnias sin pagar con la misma moneda,
o ser odiado sin dar cabida al odio,
y ni ensalzas tu juicio ni ostentas tu bondad:
Si puedes soñar y no hacer de tus sueños tu guía;
Si puedes pensar sin hacer de tus pensamientos tu meta;
Si Triunfo y Derrota se cruzan en tu camino
y tratas de igual manera a ambos impostores,
Si puedes tolerar que los bribones,
tergiversen la verdad que has expresado
y que sea trampa de necios en boca de malvados,
o ver en ruinas la obra de tu vida,
y agacharte a forjarla con útiles mellados:

Si puedes hacer un montón con todas tus victorias
Si puedes arrojarlas al capricho del azar,
y perder, y remontarte de nuevo a tus comienzos
sin que salga de tus labios una queja;
Si logras que tus nervios y el corazón sean tu fiel compañero
y resistir aunque tus fuerzas se vean menguadas
con la única ayuda de la voluntad que dice: “¡Adelante!”

Si ante la multitud das a la virtud abrigo,
Si aún marchando con reyes guardas tu sencillez,
Si no pueden herirte ni amigos ni enemigos,
Si todos te reclaman y ninguno te precisa;
Si puedes rellenar un implacable minuto
con sesenta segundos de combate bravío,
tuya es la Tierra y sus codiciados frutos,
Y, lo que es más, ¡serás un Hombre, hijo mío!


If (Si) Poema de Rudyard Kipling



 Rafa 





Permítanme que me presente...
Mi nombre es Rafa. Nací  en San Javier, Murcia. Tengo Síndrome de Moebius.
Este síndrome hace que no pueda sonreír, hacer muecas, juntar los labios... Pero no me incapacita para estar contento, enfadado, llorar o sorprenderme. Si aprendes a mirarme conocerás mi estado de ánimo.
En muchas ocasiones el Síndrome de Moebius está acompañado de otras patologías. En mi caso nací con pies zambos, retrognatia y con lo que a priori parece más importante; he nacido sin manos.

He superado una grave infección SEPSIS por la que tuve que estar sedado durante una semana y necesité respirador durante un año. Soy portador de traqueostomía y sonda gástrica. Utilizo férulas para corregir mis pies zambos y prótesis de mano.

Tendré problemas para pronunciar correctamente y ya guardo cicatrices de guerras ganadas. Me queda un largo camino por recorrer y muchas pruebas que superar. Solo necesito tiempo y confianza.

Como podréis entender, no soy yo el que escribe esto. Es mi padre quién se permite la licencia de hacerlo en mi nombre.

Y es él quién dice que tengo los ojos más bonitos del mundo.   
  




Ir a la web de Rafa




cartas, sueños y deseos



            Presentación                              5 meses después



Carta a Lourdes

   


El regalo más grande

       


La flor más bonita del mundo