El Síndrome de Moebius no tiene cura porque no es una enfermedad.



Al ser un síndrome polimalformativo requiere de la implicación de diferentes especialistas que tratarán las partes afectadas de forma independiente.

Los tratamiento para corregir los efectos de la parálisis facial son tratamientos de cirugía estética. Este paso tiene que ser valorado y recomendado por un cirujano cualificado e incluso un psicólogo.

Estimulación y la fisioterapia son muy importantes en los bebés, ya que suelen presentar un  tono muscular bajo que se refleja en un retraso, respecto a otros niños,  a la hora de sujetar la cabeza, gatear o andar.

La interacción con los cuidadores y personas que rodean a un niño con síndrome de moebius tiene que ser natural. El hecho de no transmitir emociones con el rostro no significa que sientan.

>Imaginemos que un niño, al que no conoces, se acerca a ti y te sonríe. Seguramente le devolverás la sonrisa y el niño se marchará satisfecho porque esperaba esa respuesta. ¿Pero qué pasa si un niño con síndrome de moebius se te acerca y con la misma intención?

>Es probable que no captes su intención y pienses que está serio o triste, y tu respuesta no será la misma que con el niño anterior.


Los afectados no pueden sonreír pero rién (es importante entender la diferencia). Pueden manifestar la risa con carcajadas y expresión corporal.


 Investigación




Avance en la investigación de la
 reanimación de parálisis facial:
 

Clínica Universidad de Navarra
 



La función cerebral que interviene en la recuperación de la parálisis facial es diferente según el sexo.

Una investigación desarrollada por especialistas del Departamento de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética de la Clínica Universidad de Navarra ha comprobado que, tras el tratamiento quirúrgico de la parálisis facial mediante trasplante muscular y trasposición nerviosa (conexión del músculo facial a otro nervio distinto al nervio facial lesionado), el cerebro de la mujer consigue readaptarse mejor, recuperar la sonrisa espontánea y presenta un mayor plazo de tiempo disponible para reparar la parálisis que el del hombre.

El trabajo, llevado a cabo desde el año 2000 en 114 pacientes de ambos sexos con parálisis facial tratados en la Clínica, ha sido liderado por el director del departamento, el doctor Bernardo Hontanilla. Los resultados serán publicados próximamente en la revista especializada de ámbito internacional Plastic and Reconstructive Surgery.

Como tratamiento quirúrgico de las parálisis faciales, los especialistas de la Clínica efectuaron trasplantes musculares conectados al nervio facial cruzado (el nervio facial sano, correspondiente al lado de la cara sin afectación) o al nervio masetérico, que inerva al músculo masetero, encargado de la masticación, ya que el movimiento de cierre de la boca es similar al de la sonrisa.

A la vista de los resultados, el cirujano plástico advierte que, " en el caso femenino se produce un "remapeo" de la función cerebral, de forma que la mujer consigue el movimiento propio de la sonrisa mediante el nervio masetérico.

Los especialistas advirtieron así " que las mujeres eran capaces de sonreír, independientemente del movimiento de la boca propio de la masticación, cuestión excepcional ya que estaban utilizando el nervio encargado de la movilidad mandibular, el masetérico". Es decir, la mujer consigue la sonrisa de forma independiente de la función de masticación.

Las diferencias entre géneros observadas en este estudio, revelaron, en este sentido, que una mujer a la que se le ha practicado una reconstrucción para tratar la parálisis facial es capaz de sonreír sin cerrar la boca, mientras que un hombre sólo consigue sonreír si efectúa el gesto de masticación.

Los autores principales de la investigación concluyen, en este sentido, que si bien " la reanimación de la parálisis facial depende de varios factores, entre los que la denervación (ausencia de conexión nerviosa) y la consecuente atrofia muscular son de gran importancia, sin embargo, el sexo del paciente también juega un papel relevante".






La cirugía de la sonrisa

La cirugía de animación facial   consiste en realizar un implante de un músculo del muslo a ambos lados de la cara, con lo que se consigue que los afectados puedan tener una sonrisa de forma voluntaria.

La cirugía de la sonrisa puede beneficiar a afectados por parálisis facial congénita o adquirida.


Existen diferencias de opinión entre algunos afectados o padres de niños con Síndrome de Moebius sobre la conveniencia de realizar esta técnica en niños.

Por un lado hay quien piensa que es una operación dolorosa y que no siempre se obtienen los resultados deseados porque la sonrisa que se consigue no parece natural y nunca será espontánea. Por otro, se defiende que durante la niñez y adolescencia el hecho de poder realizar algún mínimo gesto con la cara ayuda en las relaciones con otros niños.


 

Vídeo sobre Técnica de animación facial




Acupuntura


Tratamiento con acupuntura y moxibustión en paciente con Síndrome de Moebius.

 
 
Acupuntura y moxibustión a una mujer de 39 años de edad que presenta este síndrome. Después de determinar los diagnósticos según la medicina tradicional china, iniciamos el tratamiento enfocado al tratamiento de su parálisis facial congénita, con una sesión semanal de 20 min. de duración durante 10 semanas. Los puntos de acupuntura se destinaron a tonificar los órganos que hallamos en deficiencia. A partir de la cuarta sesión la paciente empezó a mostrar una mejoría y a movilizar la musculatura dependiente sobre todo del VII par craneal, con lo cual se consiguió modificar su expresión facial.

Objetivo

Mejorar las deficiencias producidas por las distintas alteraciones neurológicas que presenta la paciente, haciendo hincapié en la expresión facial, pero también en los trastornos deglutorios y de fonación, dificultad respiratoria de predominio nocturno, alteraciones musculoesqueléticas y trastornos psíquicos secundarios a las limitaciones sociales que les genera la enfermedad.


Métodos

Sesiones semanales de acupuntura de 20 min de duración, hasta completar un total de 10 sesiones, y revaloración del estado general de la paciente.


Tratamiento

Se aplicó moxa con la técnica de aguja caliente con trozo de puro en 4 de las sesiones.

La aplicación de los puntos siempre ha sido bilateral y en los puntos que queríamos tonificar buscamos la sensación de Qi. La profundidad de inserción de las agujas ha oscilado entre 10 y 15 mm, con estimulación manual mediante rotación en sentido horario, y aplicando combinaciones de entre 10 y 12 puntos en cada sesión.


Evolución y resultados

Desde la primera sesión la paciente apreció mejoría anímica; después de 3 sesiones comenzaron a disminuir los dolores articulares (rodillas), los ruidos y las secreciones respiratorias. A partir de la sexta sesión la paciente comenzó a movilizar la comisura labial y nasogeniana de la hemicara afectada, la izquierda.


Conclusiones

Tenemos que ser conscientes de las limitaciones a la hora de generalizar los resultados por tratarse de una única experiencia en una sola paciente. Pero considerando que partimos de alteraciones neurológicas congénitas en una paciente de 39 años los resultados obtenidos hasta el momento no dejan de ser esperanzadores.

Se requerirán más ciclos de tratamiento con acupuntura para saber hasta dónde podemos llegar, pero sería beneficioso para estos pacientes integrar la acupuntura y la moxibustión, conjuntamente con el resto de disciplinas médicas que contribuyen al tratamiento de este síndrome y sobre todo en lo que supone una mejora en la calidad de vida de estos pacientes.


Fuente:http://www.elsevier.es/en/node/2071853





Hilos “silhouette”


Nueva cirugía estética facial mínimamente invasiva.

 
 

"...tratamientos los hilos de tracción facial tanto para rejuvenecimiento, como alternativa al lifting así como en procedimientos complementarios en Cirugía Ortognática o del perfil facial. En técnicas de rejuveneciminto, junto con la colocación de rellenos con hialurónico y botox, permiten resultados excepcionales sin recurrir a quirófano y con postoperatorios muy leves que permiten una rápida recuperación. En Cirugia Ortognática permiten mejorar la proyección del malar, y en pacientes con una cirugía de perfil más tardana mejorar la línea mandibular y cervical. Este procedimiento complementario junto con la inyección de grasa permite dar otra dimensión a los cambios faciales de la cirugía ortognática.

Sorprendente también la aplicación como tratamiento de camuflage en la paralisis facial..."







Musculos artificiales


Músculo artificial que permite a los pacientes recuperar la capacidad de pestañear.

 
 

Científicos del Centro Médico Davis de la Universidad de California y de la Academia Americana de Cirugía Plástica y Reconstructiva han puesto a punto un músculo artificial que permite a los pacientes recuperar la capacidad de pestañear. El sistema se basa en los denominados polímeros electroactivos, unos materiales capaces de contraerse y expandirse cuando son sometidos a una corriente eléctrica. Las pruebas, efectuadas en cadáveres humanos, demuestran que el sistema funciona. ¿Cuánto falta para que esté disponible?

Fuente: http://wenalejoartma.blogspot.com/2010/01/musculos-artificiales-para-volver.html